Cruz oro 18 quilates (18K- 750mm) C421 Cruz de la Victoria

229,00 €
Impuestos incluidos

Cruz de la Victoria en oro.  Esta cruz está realizada enteramente en oro 18 quilates (18K- 750mm) . Grabado con su debido sello de contraste de fabricación de oro amarillo de 1ª Ley.

Forma: Cruz latina con piedras en color Rojo, Verde y Zafiro

Medidas : 20 x 32 mm.

Cantidad

Para saber más sobre la a Cruz de la Victoria:

La leyenda cuenta que La Cruz de la Victoria era la cruz de madera que llevó Pelayo en la batalla de Covadonga (análisis posteriores, basándose en la prueba del Carbono 14, han demostrado que la cruz de madera que se encuentra en el interior de la cruz de la Victoria es del siglo XIII, cuatro siglos posteriores a Don Pelayo)

De cualquier manera, la Cruz de la Victoria en oro, sigue siendo la cruz más bonita de España además de que actualmente se la considera la joya más valiosa de la Alta Edad Media.

Historia de La Cruz de la Victoria en oro:

Alfonso III El Magno y su esposa doña Jimena ordenaron en el año 908 revestir esta cruz de madera con otra de  de oro y piedras preciosas, fue confeccionada en el taller de orfebrería existente en el castillo de Gauzón, trabajando en ella los orfebres del reino en colaboración con otros orfebres traídos de Francia.

Se conserva desde entonces en la catedral de Oviedo, en la Cámara Santa.

Es tal la importancia de esta Cruz de la Victoria que está representada en varios edificios prerrománicos, teniendo  en el pasado un carácter ceremonial, sacándola en procesiones solemnes y en tiempos de guerra la depositaban en el altar mayor para interceder por la paz y la victoria frente a los enemigos.

Posteriormente, mediante la  intervención del ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos se incluyó,  la Cruz de la Victoria, en el escudo y bandera de Asturias.

Las letras alpha y omega que cuelgan de sus brazos simbolizan el principio y fin de todas las cosas, la eternidad.

Si quieres saber más sobre el oro continúa leyendo:

Las joyas de oro son, además de preciosas, duraderas pues no se oxidan (no le afecta el aire, ni el calor ni la humedad) por lo que no pierden su brillo ni su color a lo largo del tiempo.

El oro está que está en estado puro en la Naturaleza se le denomina «oro fino» u «oro de 24 quilates», es muy maleable, blando, por lo que para aumentar su dureza y poderlo trabajar en joyería hay que mezclarlo con otros metales.

En España se fabrica el oro de 18 quilates (comúnmente denominado 18K) llamado también «oro de primera ley», u «oro de 750 milésimas» (750mm). esto quiere decir que tiene 750 partes de oro puro y 250 partes de otros metales: plata pura y cobre fino, variando la proporción de estas para obtener el tono deseado.

Limpieza y mantenimiento de las joyas de oro:

Lavarlas con agua y jabón, a nosotros el que más nos gusta es la pastilla de detergente tipo FLOTAlo puedes encontrar en cualquier tienda.

Procedimiento: se moja un cepillo no muy duro en agua y se pasa por encima de la pastilla de jabón para poder coger un poco de este, se frota suavemente la pieza hasta que haga una buena espuma, insistiendo en las partes más sucias y se aclara después abundantemente con agua. Finalmente se seca con papel absorbente o una gamuza que no suelte pelusa.

Para el mantenimiento de tus joyas es conveniente que, sobre todo si la usamos mucho, observarlas detenidamente para ver su desgaste, unión de eslabones, cierres, engastes…en cuanto notemos que necesita reparación llevarla al joyero para que la repare y no la perdamos.

C421

Referencias específicas